ÚNETE A LA COMUNIDAD ECOMMERCE MAS GRANDE EN CHILE 

GREEN GLASS: EL EMPRENDEDOR DETRÁS DEL PROYECTO

 Entrevista escrito por IvanbaFotografía por Gita Buga

download.png

Todo comenzó en un ramo universitario, su profesor no le tuvo fe y hoy en día le da trabajo a múltiples personas en un rubro que ya lleva 8 años convirtiendo botellas de vidrio en vasos con diseño y personalidad. Óscar Muñoz es quien lleva el proyecto adelante y hoy conversa sobre Green Glass y Haciendola.

MIS HERRAMIENTAS Y PERFIL

MI EQUIPO ES: 12 PERSONAS
AÑO DE FUNDACIÓN: 2009
MIS VENTAS SON: 10-20MILL MENSUALES
E-COMMERCE: SHOPIFY
TASA DE CONVERSION 2017: 2.24%
PPTO EN FB ADS: $1K USD
TOP 3 APPS: YOTPO, WHEELIO, SHOP MESSAGE
DESPACHOS: SHIPIT
MAILING: MAILCHIMP
DESAFIO: ESCALAR VENTAS
META 2017: $200.000.000CLP
PROXIMO PASO: GREEN GLASS BRASIL

¿CÓMO SURGE LA IDEA DE GREEN GLASS?

Todo comenzó en 2009, cuando entré a estudiar ingeniería comercial. En un ramo de emprendimiento teníamos que montar una empresa y dio la casualidad de que un amigo me pidió, por algo nada que ver con el ramo, si podía cortarle una botella para que quedara como un vaso.

Y, ¿POR QUÉ TE PREGUNTÓ A TI?

Porque mis papas son artesanos en vidrio y yo de niño trabajaba puliendo y pintando vidrio. Tenía un par de herramientas en la casa para hacerlo, pero no eran para nada las ideales.  Con una galleta para cortar cerámica las cortaba. Tan fino como cortar una botella con una piedra. Después de mucho lijar y pulir el vaso estaba listo (aunque todo chueco). Pero a mi amigo le encantó y me trajo más botellas, justo otro amigo estaba ahí y dijo "¡Oh!, ¡Podrías venderlos!". Ahí hice la conexión con el ramo de emprendimiento y se lo propuse a mi grupo, pero no les gustó la idea; me dijeron que nadie las compraría. El profesor incluso me dijo que no era un emprendedor, que no tenía buenas ideas y que tampoco era proactivo; me dijo que me iba a echar el ramo.

¿QUÉ HICISTE?

Al final del semestre me llamó un amigo preguntando por qué no iba a clases (porque había reprobado en tiempo récord) y me dijo que me uniera a su grupo. El convenció al profesor para que me diera otra oportunidad. Y partimos con el nuevo grupo haciendo alfajores. Le mostré los vasos a mi amigo llamado "Chemsi". Cambiamos de rubro de inmediato.

Y así empezó todo, nos íbamos a meter a los restaurantes a sacar las botellas que botaban, sacábamos las más bonitas, era como encontrar pequeños tesoros botados en la basura. Cada vaso lo podíamos vender en $2.000 - $3.000 pesos. ¡Y estaban ahí en la basura! Estuvimos todo un verano trabajando. Pasamos el ramo con la mejor nota. El profesor compró vasos. Mi grupo antiguo también. Y me fui de esa universidad.

AHORA EN PERSPECTIVA, ¿SIENTES QUE TE FUE BIEN CON EL NEGOCIO?

Empezamos hace 8 años... Green Glass tomó más fuerza desde que salí de la universidad, y la verdad es que los primeros 5 años fueron muy difíciles. No era Cool. Ni Fashion. Ni entretenido. Ni conocido. Ni Sexy. Vendíamos muy poco.

El 2008 con la crisis financiera, la empresa de artesanía en vidrio de mi familia empezó a decrecer, al igual que nuestra situación económica; De acomodada, pasó a verse muy incómoda. Vendimos la mitad de la casa y de tener 40 empleados y hasta 7 tiendas, las cerraron todas y el equipo se redujo a 4. No podíamos sostener la estructura que existía, corríamos con muchas deudas que hasta hoy pagamos. Pero por suerte fue lo mejor que me pudo haber pasado. A 18 años empecé a ser una persona independiente de mis padres en lo económico gracias a Green Glass.

Pero, al mismo tiempo fue frustrante porque vendía 200 mil pesos al mes y con eso tenía que pagarme la universidad, comer, vivir, comprar botellas y pagarle a nuestro flamante primer trabajador. David, un joven peruano de 23 años que en ese entonces había cruzado la frontera sin permiso.

Green_Glass_Haciendola-13.jpg

Además de ser súper niño, no sabía nada de nada, como la mayoría de los seres humanos. No nacemos sabiendo. En temas como impuestos, por ejemplo, no declaré IVA durante 3 años, tenía miedo a formalizar la empresa e iniciar actividades. Hacer un contrato me daba más miedo, y no se lo podía hacer a alguien "irregular en Chile"...  Éramos dos personas no más, el David y yo. Un pendejo y un peruano ilegal cortando botellas de vidrio.

Cuando partimos Green Glass no era bacán, no tenía concepto, no tenía diseñadores, no tenía packaging, no tenía nada, no era más que botellas cortadas.

¿Y HOY DÍA?

Hoy día se trata de demostrar que el vidrio no es basura, valorar y reconocer el trabajo de los recicladores, promover el reciclaje y no parar hasta que cada vaso del mundo sea de botella! Es una manera distinta de hacer las cosas y de plantearte tu trabajo. Es una forma de llenar de propósito lo que haces y una forma de involucrar a más personas.

Green_Glass_Haciendola-24.jpg

Green Glass tiene un valor agregado mucho más profundo que cualquier otro vaso. Te habla de conciencia, genera trabajo, visibilidad a los recicladores de base, botellas rescatadas de terminar en la basura. Y con mucha franqueza, irreverencia y humildad, busca que las personas se den cuenta de eso. Queremos que entiendan todo el trabajo que hay detrás. El argumento y la intención. Queremos cambiar la actitud que existe en torno a la basura. Quiero demostrar desde mi propio ejemplo y el de mi empresa como me gustaría que fueran las cosas. 

Aves de Chile por Hued Hued

¿CÓMO FUNCIONA EL TRABAJO CON LOS RECICLADORES?

Antes de haber encontrado a nuestros proveedores de botellas. El sistema de recolección era simple. Me metía a la basura de todos los hoteles, restaurantes y discos. A la mayoría no le importaba lo que hacíamos. Ni que nos metiéramos a su basura. Y cargaba todas las botellas en el fabuloso Green Glass móvil (Un Suzuki Alto) hasta que se salieran por las ventanas.

Actualmente, les compramos las botellas a dos centros de reciclaje, uno está en La Cisterna que trabaja con recicladores y sus carritos y el otro en Molina, que trabaja con los residuos de las Viñas. No negociamos precios con ellos, aceptamos el valor que ellos le dan a su trabajo. Estos centros son lavaderos de botellas, un oficio que ya casi ni existe. Quedan pocos en Chile. 

Green_Glass_Haciendola-21.jpg

¿QUÉ HAGO SI QUIERO EMPEZAR A RECICLAR?

Es súper simple, en la página de Green Glass tenemos la sensual guía del reciclaje, ahí te decimos como separar los residuos para que luego lleguen a los puntos limpios.

¿QUÉ TE MOTIVA EN EL DÍA A DÍA A CONTINUAR CON TU EMPRENDIMIENTO?

Las ganas de que la gente deje de producir basura y se hagan cargo de sus residuos, las ganas de poder agradecer a los recicladores por todos los años que han agarrado nuestros residuos. Green Glass es mi arma secreta para eso; es una empresa con un fundamento sustentable que funciona.

La idea es que todos reciclemos, el 90% de los residuos son reciclables, y en Chile sólo el 10% de esos residuos se recicla, el resto va a rellenos sanitarios, que son como grandes piscinas a las que se les echa cemento o tierra encima, es súper primitivo en realidad, tenemos que hacernos cargo de la basura que producimos.

Green_Glass_Haciendola-25.jpg

¿CÓMO HA SIDO EL PROCESO PARA HACER LOS VASOS DE GREEN GLASS?

Partimos con palos y piedras, pero fuimos mejorando, las máquinas con las que trabajamos las inventamos nosotros, echando a perder. Yo no soy ingeniero ni nada, pero hay que inventar las herramientas, y algo clave es encontrar a la gente que sabe hacer las cosas para que te ayuden.

YA QUE MENCIONASTE LOS FONDOS, ¿GREEN GLASS HA PARTICIPADO EN ALGUNO?

Sí, uno que fue muy icónico para nosotros; el Sercotec Capital Semilla, postulamos durante tres años y lo ganamos, eso fue un millón y medio de pesos que nos permitió comprar una máquina para pulir, con eso empezamos a hacer el doble de vasos a la mitad del costo. Antes de esa máquina hacíamos las cosas a mano, súper arcaico.

Green_Glass_Haciendola-6.jpg

El otro es el Jump Chile, que es el concurso para emprendimientos universitarios más grande de Latinoamérica, ahí te pueden dar hasta cinco millones y nosotros ganamos dos millones 200 mil. Con eso construimos una máquina de fuego, que usamos para quemar el borde de los vasos.

Hay uno muy pequeño que nos dio dos mil dólares; se llama “Young Action” que lo hace la Universidad Andrés Bello, ese es re bueno porque es para proyectos sociales.

Otro grande que ganamos fue el Corfo, de 20 millones de pesos, ahí financiamos diseños para Green Glass y cajas, pero también nos fuimos a meter a vender a unos cruceros y ahí la hicimos mal, no nos fue bien en eso.

Pero en total, hemos pagado en sueldos y en impuestos mucho más que los 30 millones que hemos levantado en siete años. Para los que esperan partir y ganar un fondo, les recomiendo no contar con ellos, si te los ganas bacán, pero que sea un extra, y si los consigues ocúpalos en maquinaria, no los usen para pagar sus propios sueldos, eso hace mucha gente y lo encuentro súper mala idea, úsenlos en cosas críticas que hagan que su negocio permanezca.

¿A TRAVÉS DE QUÉ VÍA VENDE GREEN GLASS?

Principalmente por e-Commerce, a través de www.greenglass.cl, también mediante regalos corporativos y venta a retail, este año comenzamos con París y Sodimac, así también logramos meternos en los mejores hoteles y restaurantes del país, como el Hotel Hyatt, Hotel Marriott, Hotel Renaissance y nos compre también el Hotel Carlton, hacemos exportaciones igual a distribuidores de comercio justo que despachan a Europa, Estados Unidos, y ahora último vendimos a Taiwán y Australia. 

¿CÓMO ES LA RELACIÓN QUE TIENES CON TUS CLIENTES?

Para la mayoría sus clientes son simplemente gente que les compra, para nosotros ellos son nuestros amigos, son con quienes construimos esto, juntos. Sé cuanto han comprado, hace cuanto son clientes, que les gusta comer, a donde les gusta ir y varias cosas más, para eso usamos Shopify, que es la herramienta bacán para esto, también les regalamos cosas, les hacemos descuentos, etc. Estamos constantemente comunicándonos con ellos.

¿QUÉ COSAS TE DAN MIEDO OSCAR?

Green_Glass_Haciendola-16.jpg

Me da miedo no poder mantener o aumentar el nivel de ventas para soportar la estructura del negocio y que la gente se mantenga interesada en el tema. Llevo siete años en esto y hay que innovar, porque yo te puedo hablar de reciclaje por ejemplo, pero de repente cuando te repites la misma cuestión todo el rato haces que pierda el sentido, por lo que siempre intento que todo se haga mejor, siempre se puede hacer mejor.

En segundo lugar, siempre me pregunto, ¿qué hago para crecer?, porque no hay fórmulas escritas y la mayoría de las veces nada está claro, ¿qué hago hoy?, ¿cuál es la siguiente meta?, son cosas que tienes que tener claras, siempre me pregunto cosas de ese tipo, ¿para dónde va mi vida?, ¿por qué hago lo que hago?, me da miedo no responder esas preguntas.

¿CUÁL ES LA CLAVE?

Yo creo que hacer las cosas, aunque no estés siempre seguro de todo, hacer, hacer, hacer, y en el camino ir modificando, mejorando e innovando, la probabilidad de que algo pase es 0% si no lo intentas. La constancia es clave también, si es que quiero que algo quede en esta entrevista es que la gente entienda que nunca se tiene que rendir, cuando estén a punto de tirar la toalla siempre pasa algo que te motiva a continuar.

¿QUÉ LE DIRÍAS A LA GENTE QUE TIENE UN EMPRENDIMIENTO Y LE ESTÁ YENDO MAL?

Si te está yendo mal es porque algo estás haciendo mal. Cambia lo que estás haciendo y cuando algo te entregue resultados, dale como caja a eso, pero al mismo tiempo innova. Prueba y asimila lo que funciona, cambia lo que está mal. Yo sé que la gente me va a matar por lo que voy a decir, pero yo he llegado incluso a trabajar gratis; le regalé al Hotel Hyatt 200 vasos para partir y así poder llegar a los otros hoteles, hay mucha gente que no está dispuesta a hacer eso.

Otra cosa que quiero decir es que nadie va a hacer la pega por ti, si tú no te estás mostrando y no estás activo, entonces no existes, tienes que estar y escuchar a tu público, hacer las cosas que ellos quieren, sin dejar de lado tus gustos también.

¿EN QUÉ ESTÁ PUESTA TU ENERGÍA?

Está puesta entre Green Glass y mi proyecto Haciéndola. También queremos mejorar un par de máquinas y procesos que nos van a permitir cortar las botellas, no pulirlas y pasar directamente a derretir, si pudiese hacer eso podría producir el doble; me ha cansado bastante porque no lo he podido conseguir, como que mi energía se disipa en eso, pero tengo la mente en varias cosas a la vez. Me hace falta logística, camiones y varias cosas; ya encontré un socio de hecho, que tiene una mini empresa de reciclaje, para tener un abastecimiento de botellas como hoy día no tenemos y así proyectar el negocio. Queremos hacer Green Glass en otros países también, entonces para responderte, mi energía existe, pero está en varias cosas y te lo digo abiertamente; a veces no sé a dónde apuntar y no tengo claro que es lo que tengo que hacer.

¿QUÉ MENSAJE LE DARÍAS A QUIENES ESTÁN EMPEZANDO A EMPRENDER?

Métanse a www.haciendola.com, ahí hay consejos no sólo míos, sino de mucha gente. Insistan en las cosas que funcionan, partan desde las ventas, ubíquense en el peor escenario, sin fondos que ganar, sin nada, pero comiencen, aunque te de lata o vergüenza, de ahí en adelante vas a ir aprendiendo.

¿A QUÉ PERSONAS ADMIRAS?

Hay alguien a quien admiro mucho por su creatividad, se llama Casey Neistat, es un youtuber que se retó a sí mismo a hacer desafíos todos los días, tiene puros videos virales, se amarró como mil globos una vez, hizo una alfombra mágica de Aladín con un skate, hace millones de cosas. Lo admiro porque lo encuentro muy creativo y muy sincero; hace buenas acciones por los otros también, te motiva a hacer cosas, a mí me ha influenciado mucho.

La otra persona a la que admiro es Tim Ferriss, porque habla de emprendimiento y es súper pragmático, te hace cuestionar muchas cosas, te pregunta por ejemplo “¿para qué vas a hacer algo perfecto si no vale nada?”, o “¿para qué le vas a dedicar 17 horas a algo que puedes terminar en una?”, es súper bueno.

También admiro a la Gita mi novia, porque es un ser humano de verdad, yo la conocí a ella y empezó a crecer Green Glass, Haciéndola y todo, aparte que toma súper buenas fotos. Es el tremendo apoyo, una persona distinta.

¿QUÉ LIBRO RECOMIENDAS?

The Four Hour Work Week de Timothy Ferris, es el clásico del emprendimiento, de verdad recomendado.

¿QUÉ SIGNIFICA HACIÉNDOLA PARA TI?

Significa mucho para mí, Haciéndola partió como un proyecto personal en el que yo quería compartir lo que sabía con otros emprendedores; solamente cosas concretas, por ejemplo qué software usar para facturación (Bsale), cuál otro usar para e-Commerce (Shopify), para mandar mail (Mailchimp), qué técnicas aprender (Facebook Marketing), cómo vendes y construyes tu marca. Saber paso a paso como resolver problemas particulares, por eso se llama Haciéndola, porque es hacer cosas e inspirar a otros a hacer cosas.

Hay tanto talento, hay mucha gente seca metidos en pegas horribles, y es cosa de que se atrevan y hagan, esa es la idea de Haciéndola.

¿CUAL ES TU CANCIÓN DEL MOMENTO?

Bella y Sensual de Romeo Santos con Nicky Jam y Daddy Yankee.

 

download.png